31/10/2014 07:25
Identidad Catolica
Escuchar Radio CARITAS
Webmail
Página Principal » Rescate Histórico » Campus de Guairá

Campus de Guairá

Rescate Histórico

La Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción", constituida en Comunidad de Profesores, alumnos y Graduados, bajo la autoridad, tutela y amparo de la Iglesia, es una institución educativa de "cultura superior..." (Estatutos 1960. Art. 1º) El Decreto fundacional expresa que la Universidad Católica se denominará "Nuestra Señora de la Asunción" y estará bajo el alto patrocinio de la Conferencia Episcopal Paraguaya y la alta dirección del Arzobispo de Asunción en calidad de Gran Canciller (Documentos Respaldatorios)

El 22 de marzo de 1960, el Gobierno Nacional mediante Decreto Nº 9350/60 autoriza el funcionamiento de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" (Documentos Respaldatorios)

El 24 de junio del mismo año, por Decreto Nº 11079, el gobierno aprueba los Estatutos sociales de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" y reconoció su personería jurídica (Documentos Respaldatorios)

El 6 de setiembre la Honorable Cámara de Representantes de la Nación, sancionó la Ley Nº 663 por la cual se faculta a la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción" a otorgar títulos y diplomas a través del Ministerio de Educación y Culto. (Documentos Respaldatorios)

"Es que la historia enseña que las universidades nacen oralmente, en críticas etapas como un desafío de la democracia al totalitarismo, del cristianismo al burdo materialismo que empequeñecen y desintegran la personalidad humana" (fragmento del discurso pronunciado por el Dr. Raúl Fariña Brítez en el acto de inauguración de la Universidad Católica de Villarrica, el 08 de abril de 1961)

Iniciativas y convicción local

En el año 1959 de un grupo de jóvenes egresados guaireños se inicia un gran emprendimiento en pro de la creación de una Universidad en la ciudad de Villarrica.

Con una campaña periodística, a través de la columna del semanario El Surco, bajo el título de "LA PRIMERA UNIVERSIDAD DEL PAIS". Cabe hacer notar que cuando inició la mencionada campaña no existía aun en Asunción la Universidad Católica, la única Universidad del país era la Universidad Nacional de Asunción. En el semanario El Surco, se han publicado más de 40 artículos, enfocando distintos temas y razones que abonan para la creación de una Universidad en Villarrica.

En febrero de 1960 es fundada en la ciudad capital la Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción bajo el patrocinio de la Conferencia Episcopal Paraguaya, pronto la idea de proyectarla al interior del país con la creación de la Universidad Católica en Villarrica, fue acogida con sumo interés por la comunidad guaireña y por el mismo Consejo Superior Universitario.

Para tal efecto se constituye en la ciudad de Villarrica del Espíritu Santo, una comisión presidida por el Monseñor Dr. Agustín Rodríguez e integrada por los doctores César Juan Lisboa, René Mussi, Raúl Fariña Brítez Teófilo Fuentes Suligoy, Ramiro Domínguez, Miguel Fariña Flores, Miguel Bachetta, quienes tuvieron a su cargo la elaboración de un anteproyecto concreto con planes de estudios, presupuestos, etc.

Una vez finalizado el anteproyecto fue presentado al Consejo Superior Universitario de la Universidad Católica Nuestra Señora de la Sunción en la persona de su Rector, entonces el Monseñor Juan Moleón Andreu.

Tras intensos tramites y sacrificios de los mencionados doctores, el 18 de marzo de 1961 se llevó a cabo en el local del rectorado de la Universidad Católica de Asunción una sesión extraordinaria del Consejo Universitario de dicha institución, en la cual se resolvía aprobar el Proyecto presentado y crear en la ciudad de Villarrica la primera Filial de la Universidad Católica con tres Facultades: Ciencias Jurídicas del primero al tercer curso; Ciencias Contables un curso por año; Filosofía y Ciencias de la Educación.

Villarrica cuenta con Universidad

A partir de la aprobación del Proyecto presentado, se iniciaron las labores pertinentes con el apoyo incondicional del entonces intendente municipal de la ciudad de Villarrica, Don Gilberto Careaga, fue así que el 8 de abril de 1961, se inauguró oficialmente la filial de Villarrica, en un solemne acto académico fundacional, realizado en el Teatro Municipal, con la presencia del rector de la Universidad Católica monseñor Juan Moleón Andreu, el vicerrector Prof. Dr. Mario de Finis, altas autoridades nacionales y regionales y el entonces sub secretario de Estado por el Ministerio de Educación y Culto Dr. Américo Velázquez. En dicho acto han firmado el Acta Fundacional el Monseñor Doctor Agustín Rodríguez y los doctores César Juan Lisboa, René Mussi, Raúl Fariña Brítez, Teófilo Fuentes Suligoy y el intendente municipal de Villarrica Don Gilberto Careaga.

Las clases se iniciaron oficialmente el 24 de abril de 1961 en el seminario Menor de Villarrica, como asiento provisorio de la Universidad con un plantel de 10 profesores, 120 alumnos y distribuidos en las facultades de Ciencias Jurídicas, Sociales y Políticas; Filosofía y Ciencias de la Educación y el Instituto Superior de Contabilidad y Administración elevado luego a la categoría de Facultad de Ciencias Contables y Administrativas en el año 1967, luego de un pedido formulado al Rector Monseñor Dr. Juan Moleón Andreu.

Primeras autoridades

El monseñor doctor Agustín Rodríguez obispo de la Diócesis de Villarrica del Espíritu Santo, fue designado Gran Canciller, sucediéndole en el cargo más tarde el monseñor doctor Felipe Santiago Benítez.

Los primeros decanos fueron: Presb. Lic. Norberto Fernández de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación; el doctor César Juan Lisboa de Ciencias Contables y el doctor Teófilo Fuentes Suligoy de la Facultad de Ciencias Jurídicas y delegado del Gran Canciller.

La Facultad de Ciencias Jurídicas que funcionaba con los tres primeros cursos, a partir del año 1975, habilita los tres cursos restantes, llegando de esta manera a tener los primeros egresados, los flamantes abogados de la carrera de Derecho de Villarrica en el año 1979. Desde entonces, esta Facultad viene funcionando con normalidad, extendiendo sus servicios inclusive al turno tarde.

En el aspecto económico la Universidad comenzó sin ningún recurso, sin embargo al finalizar el primer año ya se obtuvo un pequeño aunque significativo saldo positivo, gracias a la colaboración de toda la comunidad guaireña. Tanto así que incluso se formó una Sociedad de Amigos de la Universidad Católica de Villarrica en el año 1963. En efecto fue integrada la comisión directiva bajo la presidencia del Cnel. (SR) Néstor Ferreira B, e integradas con las siguientes personas: Mayor (SR) Nicolás Figari, Sr. Reinaldo Giret, Sr. Aldo Juan Cresta, Dr. Miguel Bachetta, Prof. Juan Manuel Troche, Prof. José P. Montiel, Sr. Nieliemio Tabakman, Sr. Enrique Traversi, Sr. Abraham Bogado, Srta. Elvira Duarte.

Esta comisión realizó una intensa actividad para obtener fondos para la Universidad Católica de esta ciudad. Cabe mencionar que la contribución obtenida de los transportadores de caña de azúcar de diversas industrias y firmas comerciales, además la fiesta que con motivo de la primavera se ha realizado y la rifa de una camioneta marca Wolswagen modelo 1964, sorteada a fines de diciembre.

La Comisión de Damas amigas de la Universidad Católica, fue creada el 19 de agosto del año 1964, colaborando con la Comisión de “Amigos de la Universidad Católica”. Estuvo integrada por las siguientes damas: Sra. Perla P. de Ferreira, Sra. Basilia E. de Fiedmann, Sra. Leonor C. de Grenno, Sra. Hilda Berni de Fuentes, Sra. Hilda A. Firari, Sra. Edith de Legal, Sra. Elvira de Careaga, Sra. Judith de Ramírez, Sra. Juana Vega de Cresta, Sra. Mercedes Friedmann de Cresta, Sra. Sofía Codas de Domínguez, Srta. Elvira Duarte y otras distinguidas damas simpatizantes.

Oficialización de autoridades

El Honorable Consejo de Administración ha sido renovado en mayo del año 1964, quedando conformado de la siguiente forma: presidente Dr. Ramiro Domínguez, tesorero Dr. Teófilo Fuentes, secretario Dr. Miguel R. Legal Moreno y como miembros los doctores César J. Lisboa, Eladio Montanía y R. P. Lic. Francisco Rodríguez.

El 23 de abril de 1966, la cuidad de Villarrica es testigo presencial del primer acto solemne de colación en el recinto de la Iglesia Catedral Espíritu Santo, donde egresan los primeros profesionales del soñado emprendimiento cultural, con la entrega de diplomas a los egresados de la Facultad de Ciencias contables y Filosofía, bajo el decanato del los Profesores: Presbítero Lic. Norberto Fernández y el doctor César Juan Lisboa.

De los primeros egresados en 1965, 29 fueron de Ciencias Contables, 6 de Filosofía y Ciencias de la Educación y 12 de Ciencias Jurídicas.

En este respecto, la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”, Facultad de Ciencias y Letras Filial Villarrica, como fue denominada en su creación en 1960, hoy Universidad Católica, Sede Regional Guairá, tuvo pues como objetivo, la promoción de un nivel superior de cultura y pensamiento, con vista a la realización integral del hombre en su dimensión personal y grupal, rescatando una visión trascendente y universal del hombre y su mundo, que viabilice el diálogo esclarecedor entre la ciencia y la fe, con una propuesta actual, en el mercado laboral del Paraguay, y en nuestro caso concreto, el Guairá y su zona de influencia, y en estos momentos, ya con la urgencia y los esfuerzos de la acreditación en vista al MERCOSUR.

Situación de la universidad en las diferentes décadas

La Sede Regional Guairá ha estado en permanente relectura de sus diseños curriculares, de sus Carreras a implementar y de reformulación, acorde a los tiempos, de sus programas de servicios y proyectos concretos.

Adquirió de está manera características históricas por la oportunidad de su aparición 1960 y por la carga de esfuerzo que toma para el desarrollo del país.

En la década del setenta se enriquecieron los currículos de las Carreras que ya venían funcionando en la casa matriz (Ciencias Jurídicas, Contables y Ciencias de la Educación).

Se introducen experiencias nuevas junto a las carreras ya existentes. Uno de esos fue la habilitación de los cursos técnicos en varias modalidades como Dibujo Técnico, Técnico vial, Técnico en construcción y cuyos resultados fueron exitosos.

Fue toda una nueva experiencia también la incorporación de varios de los movimientos religiosos a la cátedra de teología que se vio enriquecida con la presencia de laicos en la Pastoral Universitaria.

En el plano de la investigación se cuestiona la inveterada costumbre de la Universidad que no se hacía otra cosa sino reproducir el contenido de los textos. Entonces se plantea una estrategia distinta y se había pensado en un esquema de investigación de la realidad rural y se creó la Pasantía Universitaria.

Creciendo en calidad

En la década del ochenta surge el proyecto de Ciencias de la Salud elaborado dentro de un esquema global con el fin de brindar la cobertura de salud en el interior del país como un gran proyecto de Pastoral Social con un compromiso con el ser humano, donde venían una serie de elementos de apoyo, buscando siempre rescatar una actitud cada vez más autoafirmada y responder funcionalmente a las nuevas exigencias del mercado de trabajo.

La creación del Hospital Espíritu Santo, gracias a la munificencia de la Familia Caballero Vargas, la presencia de los Voluntarios Italianos del AVSI, el Proyecto UVAS (Unidad de Voluntarios de Atención Primaria en Salud), con la cooperación del IAF (Inter. American Foundation), la habilitación de nuevas carreras y, actualmente en vías de perfeccionarse, el convenio entre la Universidad Católica la Facultad de Medicina de la ciudad de Milán, Italia, los avanzados trabajos por la acreditación de la Carrera de Medicina al MERCOSUR, el notable crecimiento edilicio del Campus Universitario, son a grandes rasgos, los momentos estelares del desarrollo cuantitativo y cualitativo de la Universidad Católica, Sede Regional de Guairá.

La Universidad Católica de Villarrica, de esta manera, como praxis científica y ética, siempre trató de actualizar y concretar sus diseños curriculares teniendo como meta dar respuesta –desde sus diversos niveles epistemológicos- a los problemas trascendentes e inmediatos del hombre paraguayo como ente social e histórico, con su dimensión espiritual y religioso-moral.